Maltrato psicológico o emocional

manipulacionEl maltrato psicológico o emocional no es fácil de detectar porque el/la que lo padece es víctima de una manipulación y es difícil que se llega a dar cuenta de su situación real. El proceso de toma de conciencia de la situación de maltrato psicológico es largo y lleno de baches. Un proceso que resulta muy bien ilustrado en la manera de cocer una rana.

Una rana busca una charca y cuando encuentra una con abundante agua se siente bien y se sumerge, puede nadar en su charca y croar tranquila, pero mientras el agua del pretendido estanque comienza a aumentar con suavidad, muy despacio. La confiada ranita se sigue sintiendo cómoda en el agua que ya conoce y ha convertido en su medio de vida habituándose a la constante subida de temperatura, porque tiene una capacidad inusual de adaptar su termostato interno a la temperatura exterior. Y mientras ella sigue utilizando su energía en adaptar su temperatura el agua continúa aumentandola hasta que ya no es capaz de saltar para escapar porque le faltan las fuerzas. En el punto anterior a la ebullición ya no puede regular más pero no le quedan energías, ya está exhausta de tanto adaptarse…  y muere por ser incapaz de dar un simple salto. A veces, una gran capacidad de adaptación es una condena a muerte.

Ese tipo de maltrato se puede encontrar en una relación de pareja, donde dos personas se relacionan o deberían hacerlo como iguales, pero uno de ellos convierte a su pareja en alguien dependiente de manera más o menos sutil.

A través de la descalificación, la ridiculización, forzarle a hacer lo que no quiere o es un egoista,… chantajeándole por medio de la lástima o colocándose en papel de víctima ( “si me dejas me mato”…), pero también se produce en relaciones asimétricas- padres/hijos – en las que una persona con más poder que otra abusa de su situación privilegiada para lograr lo que quiere de manera reiterada y sin tener en cuenta el bienestar del maltratado.

En ámbitos no sólo de la familia, sino laborales, en cualquier contexto donde exista una relación. La consecuencia compartida es el malestar emocional del que lo padece, su pérdida de autoestima, problemas físicos, ansiedad, depresión… con la sensación de culpabilidad y de falta de capacidad de salir de ese círculo.

 

¡¡Compartelo¡¡Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone